Blog

Dar el pecho ahorra 600 euros al año

Hemos visto esta noticia en red y aquí la compartimos con vosotros.

Afirma que las latas de leche suponen unos 50 euros al mes y desde luego que estamos de acuerdo.


Las latas de leche durante un mes suponen un gasto de 50 euros. Las asociaciones esperan que el aspecto económico motive a las madres

Además de ser segura, cómoda y beneficiosa para la madre y el bebé, la lactancia materna también es económica. La Cecu (Confederación de Consumidores y Usuarios) le ha puesto una cifra al ahorro que equivale amamantar al bebé durante su primer año de vida. Las madres que pueden y quieren dar el pecho a sus hijos se pueden ahorrar hasta 600 euros al año. 

Si se hace el cálculo, la cifra significa un gasto de 50 euros mensuales en latas de leche artificial especialmente formulada para el recién nacido. Un promedio de 16,66 euros por lata a 3 latas por mes. Si bien no es el más importante, el aspecto económico es un buen motivo para intentar la lactancia materna ya que los gastos de los primeros años de un niño no son pocos, tanto en alimentación como en pañales, ropa, artículos de puericultura y ni hablar si es el primero y tenemos que comprar todo nuevo o cambiar el coche familiar. La Alianza Mundial para la Lactancia Materna (WABA, en sus siglas en inglés) señala que es necesario aumentar la conciencia pública del valor económico del amamantamiento. Aunque no lo parezca al dar el pecho estamos ahorrando. Es un acto económico pues el producto no necesita fabricarse, ni envasarse, ni transportarse. Es un alimento directo del fabricante al consumidor. Natural, sin intermediarios, a la temperatura ideal, disponible en todo momento y además, gratis. El ahorro económico es un argumento más, y nada despreciable en estos tiempos de crisis que corren, para decantarse por la lactancia materna el mayor tiempo posible. Se beneficiará tanto el bebé como la madre y también el bolsillo. La leche materna ofrece la combinación ideal de nutrimentos para el bebé, incluyendo las vitaminas, proteínas y grasas que necesita. Además, su composición cambia conforme crece el bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo. En algunos casos, tu bebé puede requerir suplementos de vitamina D y hierro, en cuyo caso tu médico te lo haría saber. Un beneficio adicional: la variedad de sabores que recibe el bebé en la leche materna lo prepara mejor para aceptar los diferentes sabores de la comida sólida. Los bebés que se alimentan con lecha materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído, enfermedades respiratorias (incluyendo asma), y molestias digestivas e intestinales. En general, los bebés que toman leche materna también tienen menos visitas al médico y hospitalizaciones. El estudio "Los riesgos para madres y bebés al no dar de mamar", asegura que la probabilidad de padecer infecciones en el oído es doble para los niños que se alimentan solo con fórmula. Estos pequeños también tienen un riesgo 2,8 veces mayor de padecer infecciones gastrointestinales. Y aún cuando los bebés amamantados se enferman, sus condiciones son menos severas y mejoran con más rapidez.

Comentarios: 0